27 julio, 2014

{ 13 }

 
Para las computadoras es fácil, si se traban dejando de funcionar tan solo hay que apretar un botón -reset- para que vuelva a la normalidad. A veces me gustaría que mi vida sea así, por que no importa cuanto trate, siempre termino trabada en algún lado sin encontrar salida, sin encontrar ese botón que salva a las computadoras de vivir congeladas.
Pero no todo es malo, como es habitual en mí, siempre quiero y anhelo encontrar una buena salida a todo. Si nuestra vida tuviese un botón de reiniciado para volver exactamente al punto que queremos para evitar futuras equivocaciones, no existirían ni sabríamos lo que significarían las experiencias, por que al fin y al cabo, son esas experiencias las que nos forman como persona que somos y que seremos. Pongamos un ejemplo: Si de pequeños no experimentamos la situación de tocar los enchufes y todas esas cosas que nos hacen daño, no sabríamos que son dañinas para nosotros.
Así que reiterando mi concepto, no todo es malo, yo tengo la esperanza que de todo lo malo que nos pasa sale algo bueno, y aunque a mí lo de "algo bueno" todavía no apareció, lo sigo esperando, por que como publiqué en la entrada número {2}, la esperanza es lo último que se pierde.

No hay comentarios.:

Footprints